Radiadores de calefacción de cobre: ​​características,

Uno de los elementos importantes de un sistema de calefacción de espacios es un radiador de calefacción. Depende de qué tan rápido y eficiente se calentará la casa, y de cuánto combustible se necesitará para mantener un microclima cómodo en un apartamento o casa. La mayor conductividad térmica, alta eficiencia y apariencia insuperable se distingue por un radiador de cobre.

Que él es el héroe del material de hoy.

Radiador de cobre: ​​belleza y potencia.

Principio de funcionamiento de los radiadores.

El esquema de funcionamiento de los radiadores, que forman parte de un sistema de calefacción con un fluido de transferencia de calor, es extremadamente simple. El agua caliente calentada por un gas, combustible sólido o caldera eléctrica a través de tuberías, ingresa a la batería, donde transfiere la energía térmica acumulada al aire en la habitación.

Dado esto, es fácil comprender que la temperatura en una habitación no solo depende del grado de calentamiento del fluido y la velocidad de su flujo a través del sistema, sino también del tipo y material de los radiadores utilizados.

Desde el punto de vista de la física, la transferencia de calor en paneles de calefacción es la siguiente:

  1. El agua, que pasa a través del radiador, calienta el material del que está hecho. Después de eso, el aluminio, el cobre o el acero comienzan a emitir ondas infrarrojas, que, como es bien sabido, son capaces de transmitir energía térmica a las moléculas del aire.
  2. Las masas de aire que se calientan directamente cerca de la batería se vuelven menos densas y ligeras, por lo que suben a la parte superior de la habitación, dando paso al aire frío. En el futuro, este proceso, que se llama convección, se repite cíclicamente.
  3. La capacidad de los cuerpos calientes para emitir la mayor parte de la energía en forma de ondas infrarrojas se denomina conducción de calor. Cuanto mayor sea este parámetro, más eficientemente funcionará el radiador y más acogedor será en una habitación climatizada en invierno.
En la foto - un diagrama del radiador de calefacción.

Presta atencion El cobre tiene la conductividad térmica más alta entre todos los materiales utilizados para fabricar baterías. Por lo tanto, son los radiadores de cobre para calefacción los que utilizan más eficientemente la energía del refrigerante. Sin embargo, su precio es mucho más alto que cualquier otro producto.

Características de las baterías de cobre.

Beneficios

Las baterías de cobre ocupan una posición de liderazgo en eficiencia, dejando atrás a todos los demás modelos existentes, incluidos los radiadores bimetálicos.

De hecho, además de este indicador, tienen muchas otras ventajas innegables:

  • alta eficiencia - en este parámetro, el cobre supera ampliamente al hierro fundido más de 5 veces;
  • antiséptico - las propiedades especiales del metal no ferroso evitan el crecimiento de microorganismos en el sistema de calefacción, lo que puede causar daño a una persona y convertirse en una fuente de enfermedades peligrosas;
El cobre es duradero, flexible, antiséptico y hermoso.
  • fuerza y ​​flexibilidad - la combinación de estas dos cualidades hace posible utilizar baterías de cobre en sistemas de calefacción sin temor a su destrucción por impacto hidráulico o neumático, así como instalar fácilmente productos en la red de ingeniería construida;
  • Capacidad de soportar altas presiones. - el cobre puede operarse en sistemas de calefacción, donde la presión del refrigerante alcanza 16 atmósferas, que es mucho más alta de lo necesario;
  • La posibilidad de utilizar refrigerante de alta temperatura. - Las baterías pueden funcionar incluso a temperaturas del agua superiores a + 140 grados Celsius.
El uso de un radiador de cobre permite calentar el refrigerante a una temperatura alta.

Presta atencion Calefactor radiador de cobre resistente a fluidos químicamente activos. Por lo tanto, con tales baterías, puede usar anticongelante, que reemplaza al agua. Lo principal es elegir las tuberías y accesorios adecuados.

Características especiales

La materia prima para la producción de radiadores de cobre de calefacción es el cobre de alta calidad sin impurezas, ya que además de excelentes características técnicas, tienen un aspecto atractivo.

Una de las ventajas importantes de los productos descritos es que no necesitan ser pintados. Después de todo, la capa de pintura aplicada en la superficie de los calentadores reduce el coeficiente de transferencia de calor.

El cobre es hermoso por sí solo y no necesita pintura.

Las baterías de cobre no necesitan un revestimiento decorativo. Son elementos independientes del diseño de la sala o pueden equiparse con rejillas decorativas que mejoran la convección de las masas de aire caliente.

No hace mucho tiempo, se empezaron a utilizar placas de cobre especiales, que simplemente se soldaban a las tuberías de calefacción, aumentando el área de contacto con el aire. Como resultado, obtiene la batería más grande posible (su tamaño depende solo de su deseo y la longitud de las tuberías), que utiliza provechosamente cada vatio de energía generada por la caldera.

Usando placas de cobre, usadas en la tubería, puede crear una batería de cualquier longitud

El mayor efecto se puede lograr utilizando termostatos automáticos que controlan el funcionamiento de la red climática. Gracias a ellos, se logra una temperatura agradable en la habitación y se ahorran los transportadores de calor usados: gas, electricidad, combustible diesel, etc.

Consejos para elegir

Si decide utilizar radiadores de cobre para la instalación de la red climática en un apartamento o casa, debe tener en cuenta los siguientes matices:

  1. Es imposible combinar productos de diferentes materiales en un solo sistema. Al instalar paneles de cobre, es necesario construir tuberías de este metal; de lo contrario, se producirá una reacción química que provocará la corrosión de elementos individuales de la red de calefacción.

También es importante tener en cuenta los diferentes coeficientes de expansión lineal como resultado del calentamiento.

  1. Elementos de conexión - accesorios - no deben estar hechos de acero al carbono, sino de metales no ferrosos (por ejemplo, latón).
Solo los accesorios de cobre o latón son adecuados para la instalación de calefacción.
  1. El transportador de calor debe estar completamente limpio de partículas sólidas que puedan servir como abrasivo.. El cobre es un metal blando y, por lo tanto, se destruye como resultado de su impacto. Además, controlar la composición química del líquido: no debe contener ácidos ni álcalis.

El tubo de entrada a través del cual se llena el calentamiento debe suministrarse con un filtro.

  1. Compre componentes solo de proveedores confiables. De lo contrario, existe el peligro de comprar baterías fabricadas con materias primas de baja calidad, que pueden provocar roturas durante el funcionamiento de la red de calefacción diseñada.

Presta atencion En algunas tiendas minoristas, puede tropezar con falsificaciones: un radiador hecho de acero al carbono de baja calidad está recubierto con una capa delgada de cobre de alta calidad de aspecto atractivo. Tenga cuidado, utilice los servicios de consultores que saben cómo verificar la calidad de las baterías de cobre.

Antes de comprarlo también es necesario aclarar:

  • el área de habitaciones que necesitan ser calentadas;
  • altura desde el suelo hasta el techo;
  • el número y las dimensiones de las aberturas de puertas y ventanas, el material de los bloques de ventanas instalados;
  • la temperatura que debe mantenerse en la habitación (por ejemplo, en el vivero, debe ser más, en la sala de estar o en la cocina, menos).

Como ya se mencionó, el cobre tiene un alto coeficiente de transferencia de calor, por lo que puede instalar menos secciones que cuando elige baterías de hierro fundido o acero.

Instalación de radiadores de cobre.

Considerar la instalación de baterías de cobre con sus propias manos. La instrucción le ayudará a realizar correctamente todas las acciones necesarias.

La tarea principal es elegir el lugar correcto. Se recomienda instalar radiadores debajo de las aberturas de las ventanas, ya que es a través de ellos que entra aire frío en la habitación. Las baterías que funcionan, por el contrario, crean una cortina térmica que calienta la habitación y evita la condensación de humedad en el vidrio de la ventana.

La distancia entre el borde inferior y el piso, así como la parte superior y la batería debe ser de al menos 15 centímetros. Gracias a estos huecos, se organiza una eficiente convección de aire frío y caliente. Por el mismo motivo, la batería debe fijarse a al menos 5 cm de la pared.

La instalación en sí se puede hacer de dos maneras:

  1. Usando soportes de pared. Para este propósito, se perforan agujeros en la pared, en la que se fijan ganchos especiales con la ayuda de pernos de anclaje. Su número depende del tamaño de la batería. Como regla general, 2-5 piezas son suficientes.
Batería montada en la pared.
  1. En las piernas. En este caso, se necesita una plataforma, que se instala en patas de aproximadamente 12 cm de largo. Sirve de soporte para el borde inferior del radiador.

Sugerencia Es deseable proteger los lugares de contacto de los sujetadores con la superficie de cobre del radiador con juntas de goma o silicona. De lo contrario, los ganchos o las patas pueden dañar un metal de color suave y causar fugas.

Suelde bien los tubos de calefacción.

Además, la instalación de radiadores de cobre requerirá los siguientes equipos:

  1. Válvulas para purga de aire de radiadores (grúas Mayevsky). Se instalan en la parte superior de la batería y sirven para eliminar los tapones de aire, que se forman después de que el sistema de calefacción se llena con refrigerante.
Válvula de purga de batería
  1. Válvulas (válvulas). Poner en el radiador de entrada y salida. Le permiten ajustar la cantidad de refrigerante suministrado al radiador y, en consecuencia, la temperatura de la habitación. Además, al bloquear estos grifos, es posible reparar fácilmente un elemento roto o reemplazar un elemento completamente fallado de la red de calefacción.
  2. Bypass. Se usa solo en sistemas de calefacción de una tubería. Conecta las tuberías de entrada y salida, sin pasar por el radiador.
Montaje de batería de bypass

Debe estar equipado con una grúa y tener una sección más pequeña que la tubería de suministro. Permite una circulación más uniforme del refrigerante.

Después de la instalación de todos los radiadores y su unión con tuberías, es necesario realizar un arranque de prueba de calentamiento. Para hacer esto, el sistema se llena con refrigerante con una presión mínima y se enciende la caldera.

Es necesario inspeccionar todas las juntas en busca de fugas. En caso de detección de este último, debe volver a ensamblar el nodo problema. Al final de las verificaciones, el sistema está listo para una operación adicional.

Presta atencion Si los radiadores forman parte del sistema de calefacción general (en un apartamento de la ciudad), debe obtener un documento de los empleados del departamento de vivienda que autoriza el funcionamiento del sistema. Esto lo protegerá de las reclamaciones en caso de roturas en la tubería, ya que la calidad del ensamblaje ha sido verificada por expertos.

Si la instalación de la calefacción fue llevada a cabo por expertos, solicite un documento que garantice el trabajo realizado.

En una casa privada, no es necesario llevar documentos. Solo es recomendable ponerse en contacto con la organización que instala la caldera para que sus especialistas verifiquen la red de calefacción montada para verificar que cumplan con los parámetros especificados en la documentación técnica.

Conclusión

Los radiadores de cobre del sistema de calefacción son una de las mejores soluciones, pero también las más caras, para organizar el sistema de calefacción de una vivienda. Sin embargo, la calidad del trabajo de la red climática terminada y su durabilidad dependen directamente de la instalación correcta.

Puedes aprender más sobre esto en el siguiente video.

Añadir un comentario