Radiador de placas: diseño del dispositivo, principio de

Una alternativa a los modelos habituales de sección, panel y tubular es el llamado radiador de placa. Su diseño proporciona una transferencia de calor eficiente con una importante longitud de tuberías, lo que permite utilizar eficazmente dichos productos no solo en edificios residenciales, sino también en edificios públicos e instalaciones industriales.

En nuestro artículo, hablaremos sobre las características de los modelos lamelares y también describiremos sus principales ventajas y desventajas.

La instalación de intercambiadores de calor en las tuberías puede aumentar significativamente la eficiencia del calentamiento.

Descripción del producto

Diseño del dispositivo

Los viejos radiadores de calefacción de láminas en la URSS se utilizaron casi a la par con las baterías de hierro fundido habituales. Fueron instalados en escuelas, clínicas, instituciones públicas, es decir, donde era necesario calentar un volumen suficientemente grande de aire.

Anteriormente, estos radiadores se utilizaban en todas partes.

Hasta la fecha, el diseño de tales dispositivos ha sido ligeramente mejorado (principalmente debido al uso de materiales modernos), pero el esquema general no ha cambiado:

  • El sistema se basa en un tubo curvo en forma de U a través del cual se mueve el refrigerante.. Los grifos se instalan en la entrada y en la salida, lo que permite que el radiador se corte del sistema.

Presta atencion Las válvulas de bola simples son las más utilizadas, ya que no se requiere el ajuste del flujo de refrigerante, pero la fiabilidad se necesita tanto como sea posible.

  • Las placas del intercambiador de calor se colocan en el tubo.. Se pueden fabricar con el mismo material que la tubería, o con otro metal.
Diseño con intercambiadores de calor abiertos.
  • La mayoría de las veces, este sistema completo se ensambla en una caja de metal de pared delgada, cuya función principal es proteger a los intercambiadores de calor del polvo, los arañazos y las quemaduras cuando se guarda una persona en contacto con un calentador. Para liberar el aire caliente en la parte superior de los orificios del cuerpo se hacen.
El producto en la caja de acero.

Principio de funcionamiento

Tal sistema funciona de manera bastante simple:

Así es como funcionan las placas de transferencia de calor.
  • El transportador de calor (agua caliente o vapor con alta temperatura) se mueve debajo de tuberías de hasta 20 atmósferas. En este caso, la alta velocidad de movimiento conduce al hecho de que cuando se mueve a lo largo del contorno, la temperatura del refrigerante disminuye ligeramente.
  • Al pasar por la zona con intercambiadores de calor, el agua emite parte de la energía a las placas. Aquellos, a su vez, se calientan rápidamente a una temperatura alta.
Movimiento del flujo de calor en el modelo incorporado.
  • El aire frío entra en la carcasa del radiador a través de los orificios en la parte inferior.
  • Una gran área de las placas facilita la transferencia de calor, ya que están en casi toda la superficie en contacto con el aire.
  • Después de que la temperatura del aire aumenta, sube y sale de la caja a través de los orificios de la cubierta.

Presta atencion También hay modelos sin empaquetar, pero su eficiencia es menor debido a un cierto porcentaje de pérdida de calor.

El proceso de movimiento vertical del aire durante el intercambio de calor ocurre continuamente y se llama convección. Los propios dispositivos de calefacción a menudo se llaman convectores.

Cabe señalar que no siempre es suficiente el aumento natural del aire. En este caso, se monta un ventilador en la parte inferior de la caja, que proporciona el movimiento de las masas de aire. Por un lado, el costo de calefacción aumenta debido al uso de electricidad adicional, pero por otro lado, la eficiencia también aumenta significativamente.

Principales variedades

Hasta la fecha, el mercado ofrece varios tipos de baterías de tipo laminar.

Se pueden dividir en varios signos:

Fotos de modelo de acero.
Característica por clasificación Especies
Material Es el material el que determina la eficiencia con la que el dispositivo transferirá el calor:
  • Acero: el más común y, al mismo tiempo, el más económico. Difieren en la simplicidad de un diseño, fiabilidad y durabilidad, pero al mismo tiempo no poseen la mejor termólisis.
  • Cobre - mucho más raro y caro. El cobre prácticamente no se corroe, tolera las influencias hidráulicas y se caracteriza por una alta conductividad térmica. Además, los productos de cobre parecen muy atractivos, porque los expertos recomiendan instalarlos en cajas perforadas o detrás de pantallas enrejadas.
  • Bimetálicos: incluyen tuberías de acero o cobre e intercambiadores de calor de aluminio. Debido al uso del aluminio, se logra un aumento en la transferencia de calor en los modelos de acero y una reducción en el costo de los productos basados ​​en circuitos de cobre.
El número de tuberías en la carcasa.
  • Un solo tubo: es un "paquete" de un tubo y un juego de placas de transferencia de calor.
  • Multitubo: se completan con un colector, que distribuye el refrigerante a varios circuitos.
Tipo de conexión
  • Conexión lateral: al realizar la instalación a mano, tendremos que utilizar accesorios especiales que permitan conectar los tubos a los accesorios instalados en la superficie lateral.
  • Conexión inferior: los accesorios están ubicados en el plano inferior, lo que facilita el proceso de unión con el cableado de la tubería.
Método de montaje
  • Suspendido - montado en la pared. La instrucción recomienda usar un sujetador especial que permita que los intercambiadores de calor se fijen a una cierta distancia de la superficie del rodamiento.
  • Incrustado - más a menudo instalado en un nicho en el suelo. El estuche se encuentra directamente en el techo o en un soporte especial aislante.
La combinación de tubos de cobre y placas de aluminio.

Ventajas y desventajas

La demanda de radiadores de placas en el mercado de calentadores para bienes raíces comerciales y públicos se debe a sus ventajas objetivas:

  • En primer lugar, la alta velocidad del refrigerante le permite colocar contornos largos con una pérdida de energía mínima.
  • En segundo lugar, la ausencia de juntas internas hace que el sistema sea excepcionalmente confiable: un circuito correctamente montado, sin fugas y huecos, debe soportar una presión de opresión de hasta 40 atmósferas.
Instalación de un convector de placas en el suelo.
  • En tercer lugar, la ventaja indudable es el bajo costo de los productos y componentes para ellos, debido a la simplicidad del diseño. Esto se refiere, en primer lugar, a los termostatos, que funcionan según el principio de dosificación del flujo de refrigerante.

Por supuesto, hay desventajas:

  • Por un lado, la apariencia de los radiadores deja mucho que desear, ya que el cuerpo en forma de caja no se distingue por el diseño original.
  • Por otro lado, si retira la caja, las aletas del intercambiador de calor se obstruirán con polvo, lo que reducirá significativamente la eficiencia del calentamiento.

Sugerencia Incluso una batería cerrada debe limpiarse periódicamente con una aspiradora, eliminando la suciedad de las aberturas de salida en la parte superior de la caja.

Conclusión

El radiador de acero laminar es bastante simple, pero al mismo tiempo tiene un diseño efectivo. No debe usarse en todas partes, pero si es necesario calentar un área grande de manera rápida y eficiente, definitivamente será apropiado. Puede aprender más sobre las características de tales baterías si se toma el tiempo de ver el video en este artículo.

Añadir un comentario